Térmica y disyuntor

Electricidad. LLaves térmicas y disyuntores: Qué son, diferencias y usos.

foto back ups

A la izquierda, la llave térmica y a la derecha el disyuntor diferencial. Se le puede apreciar el botón con la letra T, se debe apretar para su testeado.

Trataremos de escribir de manera ágil y con lenguaje cotidiano, entendible a afines y estudiantes de electricidad, sobre este tema que muchas consultas genera.
Qué son.

Llave térmica: técnicamente se llama interruptor automático magnetotérmico, aunque popularmente es “la térmica”. Es un elemento de protección, generalmente de los conductores eléctricos, y los protege contra las sobreintensidades de corriente circulante por los mismos, y los cortocircuitos.

Disyuntor: se llama técnicamente disyuntor diferencial. El término diferencial refiere a que funciona testeando permanentemente la corriente que circula por la fase, y la que circula por el neutro; y al detectar una diferencia entre ambas, interpreta que existe una fuga (generalmente a tierra, pero puede ser una persona, mascota, etc), se dispara y desconecta la instalación. Tiene un botoncito que dice “Test”, el cual, al apretarse, simula una fuga y provoca su accionamiento (“corta la luz” de la zona bajo su protección). Debe apretarse periódicamente (mensualmente está bien), ya que es la mejor manera de saber que el disyuntor accionará (“cortará la luz”) al momento de registrar una fuga (la cual puede ser una persona). En caso de que no accione al apretar Test, se lo debe reemplazar inmediatamente.

La diferencia es que las llaves térmicas buscan proteger la instalación eléctrica y acciona si circula más corriente que la del calibre de la misma (evita un incendio, por ejemplo); el disyuntor en cambio, se acciona si existe una corriente de fuga y podría tratarse de una persona electrocutándose.
Usos

Ambos elementos deben encontrarse en tableros eléctricos. Generalmente, hay un número bastante menor de disyuntores que de térmicas, ya que un solo disyuntor alcanza para proteger de fugas a toda la instalación. Suelen instalarse más de uno para que en su accionamiento, no afecte la totalidad de la misma, sino que lo haga en la zona de la fuga, sin afectar al resto.

Las térmicas, en cambio, y debido a su menor costo, se utilizan además como seccionadoras de instalación, separando a la misma en diferentes circuitos. Entonces encontramos la térmica general, que protege a toda la instalación del inmueble, a su lado el disyuntor general; y aguas abajo se van colocando más térmicas de menor calibre a fin de seccionar la instalación en circuitos, con el calibre esperado para cada uno, y evitar que ante una sobrecorriente menor, no se accione la llave general y se accione sólo la del circuito afectado.

El calibre de las térmicas debe ir de la mano con la sección de los cables, por su corriente máxima admitida. Sería un error, en un circuito cableado con cables de 1,5 mm2, que soporta 13 A, instalar una térmica de 25 A, ya que si por ese cable pasaran 20 A, el mismo estaría calentándose demasiado con riesgo de incendio, y en cambio la térmica estaría lejos aún de accionar por sobrecorriente.

Volver al Blog.

fondo contacto

CONTACTO

Gracias por visitar nuestra página.
Con gusto, responderemos su inquietud!

iOON en las redes.

logo Facebook
logo instagram
logo youtube
logo linkedin

© iOON 2022. Todos los derechos reservados.